El defensor neerlandés de Manchester City avisó que para frenar al capitán argentino se necesitará «de todo el equipo». Además elogió a su compañero de equipo Julián Álvarez.

Parar a Lionel Messi será «un reto no solo para la defensa sino para todo el equipo» de Países Bajos, opinó este martes el neerlandés Nathan Aké antes de chocar el viernes contra Argentina en cuartos de final del Mundial 2022.

El defensor de 27 años espera «un gran partido por parte de dos países punteros del fútbol. Tenemos ganas y esperamos que sea un gran partido para nosotros», aunque «no será fácil», añadió en conferencia de prensa.

Messi «es uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, así que será difícil» neutralizarlo, reconoció el central. «Pero será un lindo reto, no solo para la defensa sino para todo el equipo».

 

«Y hay otros jugadores de los que tendremos que preocuparnos», continuó el jugador de Manchester City, entre ellos su compañero de equipo Julián Álvarez.

«Es muy técnico y muy difícil marcarle, incluso en los entrenamientos; está en forma, es buen finalizador, será duro», declaró respecto al ex de River, una de las revelaciones de la Albiceleste en Qatar a sus 22 años.

Por todo ello, Aké instó a los suyos a «estar bien organizados tácticamente para empezar».

En su opinión, Países Bajos también tendrá que recurrir a su colectivo para marcar diferencias el viernes en el estadio Lusail. «Pienso que es una de nuestras fortalezas desde el comienzo del torneo, nuestra manera de estar juntos», analizó. «Quizá no tenemos los mejores talentos individuales del mundo pero somos muy fuertes como equipo».

 

Los Países Bajos del seleccionador Louis van Gaal eliminaron a Estados Unidos (3-1) en octavos, luego de terminar líderes de la llave A con dos triunfos y un empate.