Se trata del primer proyecto de ley de la Legislatura, que busca cuidar el medio ambiente y eficientizar los recursos.

“Hay dos cosas que el Estado debe tener en cuenta: uno es el cuidado del medio ambiente y tomar conciencia en que tenemos que proteger a los recursos naturales. Pero también hay eficientizar los recursos del Estado, y el uso racional del papel permite cumplir con esos dos objetivos”, enfatizó el legislador José María Canelada al presentar un proyecto de ley que impulsa la disminución del uso del papel en los distintos trámites que se realizan en las oficinas públicas. 

El proyecto, que es el primero que ingresó por Mesa de Entradas en la Legislatura este año, busca eliminar la impresión en papel de invitaciones protocolares y notificaciones internas, para que ambas se realicen de manera electrónica. Además, prevé la utilización del modo de impresión doble faz, con disminución del tamaño y gramaje del papel, además de sistemas de control de suministro del papel por cada oficina y campañas de concientización sobre el uso sustentable de los recursos. «La tecnología nos brinda los recursos necesarios para no tener que talar un bosque cada vez que se quiera notificar de una reunión, de un acto o de una disposición», ejemplificó.

En ese sentido, Canelada afirmó que ya hay antecedentes positivos en este sentido, incluso en Tucumán. «El Poder Judicial ya avanzó con la digitalización de las causas, por ejemplo. Debemos llevar este buen ejemplo al siguiente nivel y en todas las dependencias públicas. El derroche de papel en el Estado redunda en un mal uso de los recursos de los tucumanos y en un nulo respeto al medio ambiente».
Por otro lado, Canelada presentó también esta mañana un proyecto para crear un sistema de  evaluación de políticas públicas que realice las evaluaciones de las políticas, programas y proyectos gubernamentables, de manera de orientar los recursos en base a la evidencia sobre el impacto de las acciones de gobierno. Esto, aseguró, también generará un mejor manejo de los recursos públicos.
«Está previsto que la creación de esta agencia se cubra con la reasignación de empleados que se encuentren en otras reparticiones y que voluntariamente acepten el traslado, y que se utilicen espacios ya existentes. De esa manera evitamos que tenga que destinarse un presupuesto adicional excesivo. Necesitamos un Estado activo y presente, y a la vez inteligente. Una evaluación de las políticas nos hará tener un estado más eficiente, planificado y organizado mediante la identificación del impacto que tienen las acciones gubernamentales. Además, nos hará tener un Estado más transparente. No sólo mejorará la gestión de gobierno, sino que profundizará la rendición de cuentas», sintetizó el parlamentario radical.